Jardines Alcazar de Sevilla ¡No te pierdas
el Alcázar de Sevilla!
29,50€ pax Ilustración del Alcázar de Sevilla Visita los rincones mágicos en un espectacular tour con los mejores guías de la ciudad (Precio final INCLUIDAS ENTRADAS) Icono de flecha Servicio oficial guiado: Icono de Safe Travel Sevilla 37,50€ ¡RESERVE EL TOUR!
Extracto del Logotipo de Alcazar Seville Tour

Jardines del
Real Alcázar de Sevilla

Icono de guías expertos para el tour

Guía oficial
en Español

Icono de Check para nuestros servicios culturales

Acceso preferente
sin colas

Icono de Euro para nuestra web de tour privados en Sevilla

Mejor Precio
garantizado

Icono Like para nuestros servicios para turistas

Cancelación y
Reembolso del 100%

Icono Estrella de Tour Exclusivo

Visita exclusiva
solo para ti

Un jardín es una adaptación humana de la naturaleza para su uso y disfrute, un elemento vivo concebido para del deleite de los sentidos y la búsqueda del placer. Los jardines han estado presentes desde el comienzo de la humanidad en todas las culturas y las grandes civilizaciones, plasmándose en ellos las creencias y pensamientos filosóficos de cada época.

Eran los jardines de Al-Ándalus alabados en poemas y textos, y sabemos que constituyeron un elemento fundamental en el recinto palaciego de la Isbiliya musulmana, sin embargo, de la funcionalidad aquellos jardines medievales poco a llegado hasta nuestros días. Sin embargo, la tradición andalusí ha permanecido gracias a que, en mayor o menor grado, las reformas estructurales siempre conservaron la herencia musulmana.

Los jardines de los Alcázares de Sevilla, con más de seis hectáreas y cerca de 170 especies vegetales procedente de todos los rincones del mundo, son una síntesis de la jardinería y la arquitectura emocional, por donde han circulado diferentes estilos artísticos que poco a poco han creado una hermosa obra de arte, un espacio dentro del recinto áulico sevillano donde la intimidad y el silencio incitan a la contemplación emocional.

Jardines Renacentistas

Los llamados Jardines Renacentistas se desarrollaron en paralelo a la fachada oeste del Palacio Mudéjar y la fachada sur de este palacio y del Palacio Gótico. El Estanque de Mercurio, el Jardín de la Danza, el de Troya, el de la Galera, el de las Flores y el del Príncipe, tienen en común denominador el espíritu de la herencia de los jardines andalusíes que fueron reordenados durante el reinado de Carlos V a la manera italiana con decoraciones manieristas. Esto provocó también toda la remodelación de la fachada sur, donde se crearon ventanales y corredores para convertirla en un gran mirador.

Estanque de Mercurio

Puede que esta alberca ya existiera en la alcazaba almohade y que se utilizara para almacenar y suministrar agua a todo el recinto palaciego.

La estatua de bronce del dios Mercurio, así como los leones que sostienen los escudos y la barandilla que rodea el estanque, fueron diseñados por Diego Pesquera a finales del S.XVI y fundidos por Bartolomé Morel, quien también fundió el Giraldillo de la Giralda.

Galeria de Grutescos

En el lado este del Estanque de Mercurio, a modo de gran decorado teatral, se alza una galería de más de 150 metros de largo que se ha convertido en uno de los lugares más peculiares de los Reales Alcázares. Fue el arquitecto Vermondo Resta a principios del S.XVII quien convirtió el primitivo lienzo de muralla almohade ​en una estructura ornamental pétrea que emula rocas marinas. Diego Esquivel se encargó de completar la galería con pinturas de escenas mitológicas y aves exóticas. La parte superior es una galería visitable, un mirador desde donde se tienen unas magníficas vistas de los jardines.

Jardín de Troya

Este patio manierista de ascendencia musulmana se encuentra aislado de otros jardines por muros y por una primera planta estructurada en galería con columnata de mármol blanco y arcos de medio punto y grutesco de Vermondo Resta de mitad del S.XVI. Fue conocido como jardín del laberinto hasta el S.XVII, cuando se suprimió el laberinto y se reorganizó su estructura. La fuente fue instalada en el S.XVIII.

alcazar-sevilla-jardin-de-la-danza

Jardín de la Danza

Ubicado frente a la fachada sur del Palacio Gótico, organizado en dos niveles, de planta rectangular con parterres, conectado por unas escaleras dieciochescas con el Estanque de Mercurio y con un pasadizo por el que se accede a los Baños de Doña María, es el más grande de los patios renacentistas. En una foto de Jean Laurent del S.XIX aparecen en las dos columnas de la entrada, un sátiro y una ninfa bailando, escena que posiblemente dio nombre a este jardín y que se encuentran en paradero desconocido.

Jardín de la Galera

Este jardín que responde a la tipología de patio de crucero, con cuatro arriates con vegetación, delimita casi toda la fachada sur del Palacio Mudéjar. Debe su nombre a la escultura de dos navíos enfrentados que flotaban sobre un monumental estanque en el S.XVIII.

alcazar-sevilla-jardin-de-las-flores

Jardín de las Flores

Con el equilibrio de los patios de cruceros musulmanes destaca un busto de Carlos V sobre los restos de una pequeña gruta de final del S.XVI. 

Jardín del Príncipe

Nuevamente nos encontramos ante un patio de crucero, el más antiguo de los jardines renacentistas. Destaca la belleza pausada de la portada manierista de tres cuerpos con arquería de medio punto, ventanas y galería acristalada realizada por Lorenzo de Oviedo en el S.XV, desde donde se accede directamente al Salón del Príncipe del Palacio Mudéjar, de ahí el nombre del jardín.

Jardín de Las Damas

Este jardín se edificará en el S.XVI sobre trazados islámicos con motivo de las nupcias del emperador Carlos I e Isabel de Portugal. La estatua de bronce del dios Neptuno se alza sobre una fuente central que está acompañada por ocho arriates. En el sur el muro Vermondo Resta esbozó lo que luego sería la Galería de Grutescos, donde destaca el aparejo rústico muy utilizado en los palacios manieristas italianos, también llamado opus rusticum. En ella, nos encontramos un elemento muy peculiar: una fuente que cuenta con un órgano hidráulico, siendo la única fuente-órgano del siglo XVII en España, mientras que en Europa solo hay tres. Cada hora se activa y automáticamente suena una canción.

Se cree que el nombre viene porque los setos estaban rematados por figuras de ninfas de topiaria, que es el arte de podar plantas para crear esculturas, arte que se puso de moda durante el Renacimiento y que tiene su origen en la jardinería romana.

Este tipo de esculturas recibían en la antigüedad el nombre de ninfeos y se comenzaron a colocar en jardines romanos cuando los jardines de uso hortícolas fueron asociados al disfrute y contemplación de la naturaleza.

Fue entonces cuando galerías de grutas imaginarias y ninfeos se colocaron en estos jardines para que en ellos habitaran las ninfas y seres mitológicos.

Todo este simbolismo era muy del gusto de las realezas europeas renacentistas del momento y el emperador Carlos I de España y V de Alemania quiso realizar obras de altura para demostrar el esplendor del imperio que estaba construyendo.

alcazar-sevilla-cenador-del-leon

Cenador del León

El Cenador del León es el único que se conserva de los dos que construyera Diego Martín de Orejuela en el S.XVI. La estructura a modo de capilla de orden colosal con una hornacina de arco de medio punto decorada con azulejos está cubierta por una bóveda semiesférica. Justo delante una fuente anónima con un león rampante que da nombre al cenador.

Pabellón de Carlos V

Este pabellón en forma de qubba, copia el modelo que se encuentra en el Cementerio Real de los Nazaríes en Granada. Construido en estilo mudéjar a mitad el S.XVI por Juan Fernández sobre trazas de Luis de Vega, posee un cuerpo central de planta cuadrada cubierto por una cúpula semiesférica que en el exterior se expresa con un tejado a cuatro aguas. Tanto el interior como el exterior están revestidos por azulejería del S.XVI. El exterior se cierra con cuatro galerías porticadas de arcos de medio punto.

Jardín Inglés

Este jardín se encuentra sobre la antigua Huerta de la Alcoba, terrenos que ya fueron adheridos al Alcázar en tiempo almohade. Será a principios del S.XX cuando se reforme esta zona, que aún estaba siendo explotada de forma agraria, y se realice un jardín con influencia inglesa, de ahí su nombre.

alcazar-sevilla-jardin-marques-de-la-vega-inclan

Jardín del Marqués de La Vega-Inclán

Con el equilibrio de los patios de cruceros musulmanes destaca un busto de Carlos V sobre los restos de una pequeña gruta de final del S.XVI. 

Jardín de los Poetas

Cuando a mitad del S.XX el conservador del Alcázar, Joaquín Romero Murube decide construir este jardín, bajo diseño de Javier Winthuysen, lo plantea como una síntesis de las culturas que habían influido en los Reales Alcázares, sobre todo de los estilos islámico, renacentista y romántico, creando así la tipología de los típicos jardines sevillanos.

Descubre los secretos del Alcázar

Visita su Historia, sus estancias y sus jardines.
Con nuestro tour descubrirás con todo detalle unos de los lugares más hermosos del mundo.

Durante siglos, el Alcázar se ha convertido en uno de los tesoros mejor guardados de la ciudad. Conoce su origen.

Pasea por los lugares más hermosos que componen este gran Patrimonio de la Humanidad.

Visita un precioso y señorial patio convertido en todo un símbolo para la ciudad de Sevilla.

Reserva
el Tour + Tickets

PRÓXIMAMENTE…

La magia de la Catedral de Sevilla te está esperando

Guía oficial español
Acceso preferente sin colas
Mejor precio garantizado

PRÓXIMAMENTE…

Sube y descubre el cielo de la ciudad de Sevilla

Guía oficial español
Acceso preferente sin colas
Mejor precio garantizado